En Shell creemos que una mayor transparencia sobre los pagos que realizamos a los gobiernos es una forma importante de aumentar la confianza. Pagamos impuestos y otros derechos a gobiernos de todo el mundo. Para comunicar los pagos que hacemos a los gobiernos, seguimos diversas normas y reglamentos, como la directriz sobre contabilidad de la Unión Europea.

Seguimos trabajando en este tema y apoyamos la creación de una norma mundial que obligue a las industrias del sector de energía presentar informes. Estamos trabajando con diversas partes interesadas para encontrar una forma práctica de lograr este objetivo.

Los valores corporativos globales de Shell están basados en la honestidad, integridad y respeto. La oferta, pago, solicitud o aceptación de sobornos, ya sea directa o indirectamente, es inaceptable.

En línea con los Principios del Pacto Mundial, Shell mantiene un programa global Anti-sobornos y Corrupción (ABC, por sus siglas en inglés) que incluye elementos diseñados para prevenir o detectar y corregir potenciales desviaciones o violaciones. Nuestro compromiso anti-soborno es parte integral de Los Principios Generales de Negocios de Shell.

Nuestra política es clara: No toleramos la oferta, pago o aceptación de sobornos, ya sea directa o indirectamente, en ninguna de sus formas. Nuestro Código de Conducta incluye instrucciones específicas para el personal, así como los lineamientos para evitar un potencial conflicto de intereses y otros que implican la oferta o aceptación de obsequios y hospitalidad..

Los líderes de nuestra organización, constantemente comunican sobre estos compromisos y sus requerimientos, para asegurar que el personal recuerde sus obligaciones.

Además del Código de Conducta, están establecidos procesos obligatorios anti-soborno así como controles aplicables a todas las unidades de negocio y funciones de Shell, en todas sus operaciones. Los procedimientos y controles están diseñados para hacer frente a una serie de riesgos relacionados con la corrupción.

Regularmente revisamos los procedimientos, controles y riesgos para asegurarnos que permanecen actualizados según las leyes, regulaciones y mejores prácticas. También se tienen en cuenta las auditorías internas, revisiones e investigaciones relevantes, para su respectiva actualización.

Como parte de nuestro compromiso con la ética y el cumplimiento, trabajamos para asegurarnos que nuestras políticas anticorrupción, estándares y procedimientos sean comunicados a todos los directivos y empleados y, cuando sea necesario y apropiado, a los agentes y socios del negocio.

Cualquier asesoría y/o soporte, quejas y/o reclamos puede realizarlos a través de la
Línea Global de Ayuda de Shell o a través de los canales internos, así como otros pedidos o asuntos relacionados al Código de Conducta o con los Principios del Negocio. Todas las denuncias relacionadas a sobornos o corrupción son investigadas.

Ver Business para más información sobre el reporte de violaciones e investigaciones sobre el Código de Conducta.

Cuando descubrimos que las denuncias de fraude o de soborno, involucran a terceros que realizan trabajos para Shell, revisamos nuestra relación comercial y tomamos la acción apropiada.

La Oficina de Ética y Cumplimiento de Shell, sus programas y equipos de apoyo, colaboran con los negocios y funciones en la implementación del Programa ABC (Anti-Corrupción y Soborno, por sus siglas en inglés), supervisando e informando sobre su desarrollo. El equipo legal brinda asesoramiento y asiste en la implementación del programa de monitoreo.

Más información sobre la sostenibilidad

Informe de Sostenibilidad

Hemos comunicado voluntariamente, de forma abierta y honesta, nuestro desempeño en materia medioambiental y social desde 1997.

Seguridad Industrial – “Safety”

Tenemos el compromiso de suministrar energía de manera responsable y segura, evitando dañar a nuestros empleados y contratistas, a las comunidades locales y al medio ambiente.